Archivo de la categoría: Simulación

Skydemon: charla sobre uno de los planificadores de vuelo VFR más completos del mercado

El próximo sábado 1 de Febrero (atención, se ha modificado el día, este ahora es el correcto) tendrá lugar en el Aeródromo de Requena una charla sobre el programa aeronáutico Skydemon, impartida por Daniel Miñana, uno de nuestros socios más jóvenes y antiguo alumno de la escuela de Airpull Aviation.

En la charla se explicará el funcionamiento de este programa a todos aquellos que quieran asistir mediante ejemplos en directo de cada una de sus funciones.

Os esperamos a todos el sábado a las 12:00 en el salón del aeródromo de Requena.


Anuncios

Crónica de la Competición de Pilotos Virtuales, 1 de Diciembre 2012

Hoy tuvo lugar en el aeródromo de Requena la competición de pilotos virtuales de la mano de José “Rata”. los visitante y socios del club aéreo valencia tuvimos la oportunidad de ponernos a los mandos de aviones míticos como el hurricane, el messerschmitt bf 109, o el spitfire.

El realismo de vuelo en el simulador il-2 sturmovik es muy superior al clásico flight simulator, y tuvimos que tener mucha mano para salir de las barrenas a las que por sorpresa entrábamos. gases atrás, pie contrario, y quitar las manos de la palanca de mando… son algunas de las acciones que se recomiendan habitualmente en estos casos (¡aparte de sangre fría!). además, no es agradable ver como caes dando vuelta y sin control de tu aeronave. estas son cosas que siempre es bueno probar al menos en el simulador, nunca se sabe.

Para finalizar el concurso volamos en el circuito del puerto de dover, teniendo que pasar a cuchillo entre torres verticales que emergen del agua: “apuntar a una de las torres e instantes antes alabear para ponerse de lado, y pie contrario para mantener altitud” es el consejo del rata.

Gracias a todos los participantes y en especial a José “Rata” por su colaboración. Os dejamos con unas imágenes.

P1070634P1070637Competición Pilotos Virtuales

Competición de Pilotos Virtuales

 

Nuestro amigo Jose “RATA” instalará el sábado por la  mañana su simulador de vuelo amateur y tendrá a bien dejar que piloten todos los socios/as del CAV y simpatizantes anodinos, nos explicará como es el vuelo virtual, sus claves, sus secretos, como pilotar un avión con performances de un acrobático actual, con sus detalles especiales, como la entrada en barrena, los ochos perezosos y diversidad en el manejo de un avión con base aerodinámica inestable.

Simulador de vuelo amateur

Simulador de vuelo amateur  en la Campus Party Valencia 2011

Todo esto es un acercamiento al mundo de aviación virtual en el aeródromo. El mismo sábado se revelará la base de la competición, aunque os avanzamos que será algo fácil, como una carrera sobre el río Thamesis, de todas formas se irá desarrollando conforme se vea el asunto y la gente. Se va a intentar proyectar toda la acción en la pantalla con el proyector para que todos disfrutemos.

 

DISFRUTANDO EL PREMIO DEL I CONCURSO DE FOTOGRAFÍA CLUB AÉREO VALENCIA

He sido uno de los ganadores, junto a Tino, del premio del I Concurso de Fotografía Club Aéreo Valencia consistente en una hora de vuelo en el simulador de Boeing 737 NG de la empresa Flysim-NG.

Habiendo disfrutado (textualmente) ya de la experiencia, he pensado en compartirla con vosotros.

Disfrutando del regalo merecido al ganar el primer premio del I concurso Fotografía Club Aéreo Valencia

Como volar un 737 no entra en mis quehaceres diarios, me puse manos a la obra y empecé a hacer los “deberes”: me descargué un PDF con los checklists del 737 y me puse a volarlo en el Flight Simulator en mi casa. Me desanimé un poco porque, claro está, es un avión muy complejo como para pretender dominarlo así por las buenas. Me puse en contacto con Jaime (dueño de Flysim-NG) y me confirmó que él haría de instructor, así que me quedé más tranquilo. Además de la hora del premio adquirí dos horas más por mi cuenta, así que quedamos para hacer dos sesiones de hora y media en dos días distintos.

Llegó el gran día y voy a Flysim-NG en Villamarchante con mi amigo Juanjo (copiloto). Para comenzar, Jaime nos enseña las instalaciones. Se trata de una casita a pocos metros de su chalet particular, con unos cuidados jardines y vistas espectaculares (está en lo alto de una colina). Nada más entrar nos encontramos con una amplia sala de briefing con maquetas, posters y complementos de aviones. Se respira ambiente aeronáutico. A la izquierda hay un minibar y unos servicios y al fondo, en una habitación separada, el simulador. Nos comenta que debajo hay un sótano y tiene previsto montar allí otro simulador (de Airbus 320).

Nos da una pequeña charla sobre las diferencias que podemos esperar de pilotar un reactor de varias toneladas respecto a los “avioncillos” que estamos acostumbrados a volar, sobre todo en cuanto a temas de inercias, velocidades y anticipación.

Pasamos al simulador y nos acomodamos en nuestros asientos, con Jaime en la posición de instructor (justo detrás). Se trata de una réplica exacta de la cabina de un Boeing 737 en la que algunos elementos, como las palancas de gases, son reales. El visual se compone de un proyector y una pantalla y está basado en el Flight Simulator 9 con escenarios mejorados (tanto aeropuertos como texturas de terreno).

Jaime nos da un extenso briefing explicando todos los sistemas, procedimientos y equipos. Llega el momento de “entrar en faena”. Guiados por Jaime (que además de ir explicando todos los pasos uno a uno nos va señalando con un puntero láser donde “tocar”) iniciamos escrupulosamente todo el proceso necesario para iniciar el vuelo, desde programar el FMS (peso, combustible, ruta, etc.) hasta el pushback y la puesta en marcha.

Nos encontramos en LEPA y nos “autorizan” a rodar a la pista 24R. Iniciamos el rodaje con las peculiaridades a las que los avioneteros no estamos acostumbrados: control de dirección mediante un volante a la izquierda (aunque seguimos teniendo frenado diferencial con los pedales), dejar la línea amarilla ligeramente a la derecha de mi posición (de comandante) y tener en cuenta en los virajes que la rueda de morro está posicionada detrás nuestra.

a los mandos de un simulador B737-NG

Después de alinear y hacer el briefing de despegue, llega el gran momento: potencia de despegue ¡y al aire! Aquí empieza mi pelea con el Flight Director, que por más que me esfuerzo no consigo centrar, y empiezo a comprobar como efectivamente todo ocurre muy deprisa. Al alcanzar nuestro nivel de crucero (FL230) enganchamos el autopilot, pero no da tiempo a aburrirnos porque empezamos a planificar la aproximación a LEVC (meteo, pista, tipo de aproximación, procedimientos…).

Iniciado el descenso y próximos ya a Valencia, desconectamos el autopilot y vuelvo a vérmelas con el Flight Director, con quien no me llevo muy bien aunque empiezo a hacerme un poco con él… hasta iniciar la aproximación ILS (pista 30) que fue de todo menos estabilizada. Haciendo todavía correcciones cruzando ya el umbral, Jaime me echa una mano con los mandos para tomar (sino me veía haciendo un go-around). Una prueba del realismo del simulador es que, a pesar de que el aire acondicionado está puesto (para enfriar los equipos), he sudado la camiseta.

Rodamos hasta el finger y apagamos todo. Fin de la sesión, muy contento aunque me voy a casa con ese mal sabor de boca que se nos queda a los pilotos cuando hacemos una mala toma.

Como no podía quedar así la cosa, antes de la siguiente sesión practico en casa un poco con el Flight Simulator, sobre todo a seguir el Flight Director y las tomas.

Vuelvo dos días después y, para poder hacer dos tomas (y quitarme la espina que tengo clavada) hacemos dos vuelos cortos (LEVC-LEAL y LEAL-LEVC). En ambos vuelos repetimos escrupulosamente todos los procedimientos, siempre bajo la guía de Jaime ya que aunque todo me va sonando de la otra sesión es imposible acordarse de todo. De hecho nos comentó que los pilotos comerciales que vienen al simulador a prepararse las pruebas para entrar en compañía necesitan normalmente unas diez horas para hacerse con el 737.

Aunque sigo sin llevarme bien con el Flight Director, mejora la cosa y además consigo hacer dos tomas decentes, en la última incluso consigo abandonar por una de las primeras salidas rápidas. ¡Hoy si me voy totalmente satisfecho! Antes de irme, Jaime me entrega un Certificado a modo de recuerdo.

Sin llegar a ser un profesional del 737, es una experiencia muy recomendable que permite familiarizarte con lo que supone volar un “bicho” grande y sentirte piloto de línea durante unas horas.

Relato cortesía de Olegario, socio del CAV. ¡Gracias!

Resultado del I Concurso de Fotografía Club Aéreo Valencia

Hola a tod@s,

Tras sesudas deliberaciones tenemos el gusto de anunciar el resultado del I Concurso de Fotografía Club Aéreo Valencia, en el que otorgaremos dos premios consistentes en una hora de simulador de Boeing 737 NG cada uno, con la empresa FlySim-NG.

Las fotografías finalistas están disponibles al público en general en nuestro album online de picasa, así como también la de los ganadores en esta misma web del CAV.

Los ganadores son…rrrrrrrrrrrrrr (redoble de tambor) por orden alfabético:

  • Olegario José Lozano, socio del CAV, con una Canon Ixus 30, por su fotografía “Base Derecha”, y
  • Tino Sánchez, socio también del CAV, con una CANON EOS 350 D Digital, por su trabajo titulado “El Principio de un Sueño”

A los ganadores darles nuestra más sincera enhorabuena y añadirles que se sirvan de ponerse en contacto con Jaime Tuset vía el correo electrónico flysim-ng@flysim-ng.com para concretar el día y la hora. La web es http://www.flysim-ng.com/, por si alguien le interesa echar un vistazo y aprovechar la oferta de 2 x 1 en simulación, exclusiva para los socios del CAV.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un saludo!

Club Aéreo Valencia
info@clubaereovalencia.com
http://www.clubaereovalencia.com

Dos nuevos socios del CAV prueban el simulador del B737NG de FlySim-NG

Gracias a la oferta de colaboración con el Club Aéreo Valencia – CAV, esta empresa, liderada por Jaime Tusset, ofrece a los socios y amigos del CAV la oportunidad de disfrutar a precios muy interesantes de un magnífico simulador del B737NG que por cierto se podría valorar en tanto como lo que cuesta un avión ligero. La sensación que nos hemos llevado aquellos que ya lo hemos probado (y que volveremos a hacerlo) es de un gran realismo. Pese a no tener movimiento la cabina, la sensación es muy parecida al vuelo real: los potentes subwoofers que hacen que el sonido de la cabina se te meta dentro del cuerpo, la gran pantalla tipo cine que proporciona la vista delantera, los mandos de motor y otros elementos originales del avión, el cuidado en todos los detalles como interruptores, iluminación, pantallas, MCDU…, la calidad de los escenarios, y un largo etcétera hacen de la experiencia algo espectacular, sobre todo para los amantes de la moderna aviación comercial. Muestra de todo ello es el éxito que está teniendo entre nuestros socios…